);

El branded content es un concepto que lleva escuchándose mucho desde hace un tiempo dentro del mundo del marketing de contenidos. Se refiere a la creación de contenidos sobre una marca o producto que aporten valor. Se trata de buscar elementos que diferencien a la marca de manera original pero también que sean prácticos o que aporten valor al público, un ejemplo que seguro que te has encontrado de branded content en publicidad es el de los famosos cortos de Estrella Damn en verano en los que no solo vemos un producto publicitario que presenta la marca sino que nos ofrece una historia y un valor extra.

Este tipo de estrategia también puede ser muy beneficiosa en el mundo de los eventos, un sector muy propicio a ofrecer ese plus de valor en sus acciones. A continuación te contamos los beneficios de este branded content en las diferentes fases de un evento.

Antes del evento

Dependiendo de tu plan de marketing, será necesario más tiempo o menos de anunciar el evento, en ese tiempo incluir algo de branded content podría marcar la diferencia. Utilizar esta estrategia antes de un evento ayudará a aumentar el llamado “hype” sobre el mismo. Para llevar a cabo esta estrategia tienes que tener en cuenta ciertos puntos:

  • Utilizar una plataforma adecuada: lo primero es saber en qué plataforma queremos movernos para crear ese contenido. Tienes que ver donde está tu público o dónde está el público que quieres atraer al evento. También tienes que ver en qué plataforma tienes más volumen de seguidores y si te convendría invertir en publicidad para que se conozca más. Por ejemplo, si tu marca tiene mucho contenido audiovisual o el evento va a ir dirigido a un público que consuma más este contenido, puede que te convenga centrarte en Youtube y otros canales de vídeo, si tu público además es millenial, Instagram y su reciente IGTV podrían ser la respuesta.
  • Crea suspense: crea expectativas sobre el evento. No se trata de contar todo lo que ocurrirá en el evento antes de que ocurra pues de lo contrario el público perderá la curiosidad. Se puede crear esta expectativa de diferentes maneras, por ejemplo con artículos de ponentes que van a hablar o vídeos de entrevistas.
  • Localiza este contenido: la geolocalización en Internet se ha convertido en una tendencia desde hace un tiempo y diversos estudios han demostrado que somos más propicios a interesarnos por lo que está pasando a nivel local que a nivel nacional, por lo que geolocalizar las publicaciones para que las vea un público cercano es una buena idea. Eso sí, siempre tienes que considerar el tipo de target al que vas a dirigirte.

El evento

Hacer un evento de branded content requiere seguir una estrategia, en primer lugar para focalizar bien qué es lo que se quiere comunicar y en segundo para llevarlo a cabo exitosamente. Para que tu estrategia sea adecuada al evento tienes que tener varios puntos en cuenta:

  • ¿Qué quieres contar?: recordemos que el branded content tiene que aportar valor al público, por lo que tienes que tener muy claro cuál es la idea que vas a contar.
  • ¿A quién? La audiencia va a determinar el éxito del evento por lo que tienes que conocerlo muy bien.
  • ¿Vamos a difundirlo? A la hora de crear un evento que esté aportando valor al público tenemos que tener claro si queremos que sea exclusivo o si queremos que se difunda. Con las plataformas de Social Media, hacer seguimiento del evento en tiempo real resulta muy sencillo y nos ayuda a llegar a público potencial que no ha podido asistir. Por otra parte, si nuestro objetivo es mantener la exclusividad, tendremos que evitar este punto.
  • Temporalidad: dependiendo del objetivo de la campaña podremos determinar cuánto va a durar el evento.
  • Creatividad: el último punto es el más importante, para crear eventos de Branded Content tenemos que pensar de manera creativa. Se trata de relacionar a la marca con algo único, interesante y que aporte valor, no es tan solo un evento de marca en el que se habla de la misma. Para conseguir que sea exitoso ese evento tendrá que tener un plus, una chispa extra que lo haga interesante para el público. Eventos como las Monólogas de Ligeresa o los que organiza Red Bull son ejemplos perfectos.

Después del evento

Al finalizar el evento el contenido tiene que seguir para que no caiga en el olvido. Si has creado una página web sigue actualizándola con contenido del evento, sube los vídeos a plataformas de vídeos, postea contenidos en redes sociales… Conseguir que un evento no caiga en el olvido es fundamental, así como medir el feedback del público para ver si se puede repetir.

En definitiva, el branded content aporta valor a la marca dándole otra dimensión. Tan solo tienes que pensar “outside the box” y dar con la clave. ¿Te atreves?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *